Kiara es la pequeña cachorra que aparece al final de “El Rey León” sostenida por Rafiki, como la hija de Simba y Nala.

Cuando Kiara es pequeña, es muy parecida a Simba cuando este era cachorro, y se mete en tantos problemas como él, todo debido a que tiene un gran espíritu aventurero. A diferencia de su padre cuando tenía su edad, Kiara no quiere ser reina, porqué opina que no es divertido; lo único que a ella le interesa es jugar por la pradera, y que todo el mundo deje de llamarla “princesa”, por que para ella, eso es solo la mitad de lo que en realidad es. Su encuentro con Kovu decidiría el no tan lejano futuro de las dos manadas de leones, la de Simba y la de Zira.

Anuncios