Michael Curtiz, cuyo verdadero nombre era Mano Kerstez Kaminer (Budapest, 24 de diciembre de 1886Hollywood, 10 de abril de 1962) fue un director de cine estadounidense, originario de una familia judía húngara.

Michael Curtiz se marchó de casa a los 21 años para ir a trabajar en un circo. Luego se formó como actor en la Real Academia de Arte y teatro. En 1912, empieza a trabajar como actor y director de cine en Hungría, con el nombre de Mihály Kertész.

Al finalizar la Primera Guerra Mundial, se traslada a Alemania primero y luego Hollywood en 1926. Allí dirigirá entre otros a estrellas consagradas como Errol Flynn en películas que han llegado a ser clásicos: El Capitán Blood (1935), La carga de la brigada ligera (1936), culminando con Robín de los bosques en 1939. Sin embargo, la película que ha hecho pasar a Curtiz al Olimpo del cine fue Casablanca (1942), con Humphrey Bogart e Ingrid Bergman.

Anuncios