Nala es amiga de la infancia de Simba. En su juventud, siempre está lista a acompañar a Simba dondequiera que vaya. Son grandes amigos, pero las circunstancias y el tiempo cambian las cosas, y cuando se reúnen años después, se dan cuenta que su amistad se ha transformado en amor.

La madre de Nala es Sarafina, una de las leonas del reino y amiga de Sarabi; la pregunta de quién es su padre no se responde de manera explícita en la película (aunque los directores Rob Minkoff y Roger Allers reconocieron que puede ser cualquiera de los dos: Scar o Mufasa). Nala es una amiga cercana y compañera de juegos de Simba con quien nunca tiene miedo de ir a explorar o hacer travesuras.

La tradición de las praderas dictan que; algún día Simba y Nala deberán ser Rey y Reina juntos, pero cuando Simba se pierde después de la muerte de su padre, ella dedica su vida a las praderas para mantenerlas a salvo. Scar eventualmente llega a ver a Nala como un regalo, una reina para su trono (un plan eventual es mejor explicado y más detallado en el musical de Broadway que en la película); pero ella lo rechaza y decide buscar ayuda fuera de las praderas, encontrándose con Simba.

Anuncios