Vive en un árbol de adansonia y es viejo y sabio. Lleva a cabo las actividades que son a menudo las de un chamán, pero a veces son muy absurdas. Rafiki es un consejero importante y defensor de Simba cuando es adulto y al final trata de recuperar el reino. A diferencia de los auténticos mandriles, Rafiki tiene una cola larga y carece de una cabeza coronada distintiva.

Anuncios